El grupo de empresas agroalimentarias “Grupo La Caña”, ha dado el pistoletazo de salida a esta nueva campaña con la apertura de un centro de producción ecológica en exclusividad situado en suelo almeriense.

La estructura productiva del grupo comercializador se distribuía en tres centros de manipulación y confección de producto fresco, ubicados en Motril y Castell de Ferro (Granada), junto a su planta de producción de V Gama ubicada en Escúzar (Granada), Caña Nature, bajo la que ponen en el mercado tomate rallado, guacamoles, gazpacho y salmorejo. A esta estructura, se une en suelo almeriense este nuevo centro que aglutinará la producción ecológica de toda la cartera de producto fresco del grupo comercializador.

Grupo La Caña cerró números en 2019 en torno a los 160 millones de euros de facturación y 94 millones de kilos producidos, de los que más de un 14% corresponden a la producción ecológica de hortícolas y frutas subtropicales frescas.

El centro está ubicado en el Polígono La Redonda de El Ejido, Almería. Para Jesús García, Consejero Delegado de Grupo La Caña, “la elección de esta ubicación no es baladí, sino que obedece a una doble filosofía, estar más cerca de nuestros agricultores almerienses, y ser reflejo de nuestra política de expansión en Andalucía, pues nuestra máxima es comercializar únicamente producto andaluz”.

 “Hemos sumado al proyecto un grupo de profesionales cualificados que ha puesto en marcha las primeras líneas de confección de pepino y calabacín, a las que pronto se sumarán el tomate, aguacate y el resto de nuestra cartera de producción ecológica”, según Jesús García.

Con una extensión de 10.000 metros cuadrados, y una capacidad frigorífica de 2000 metros cuadrados, en Grupo La Caña estiman que generarán más de 300 nuevos puestos de trabajo directos, “que esperamos los ocupen profesionales de la zona dispuestos a formar parte de un gran equipo del que estamos muy orgullosos”, añadía García.

Grupo La Caña muestra así su firme apuesta por la producción ecológica tras más de una década comercializando esta línea de frutas y hortalizas, en la que esperan alcanzar con este nuevo centro, un volumen de 29 millones de kilos de producción ecológica.